Cables de Freno de Mano y de Embrague

TRW Aftermarket

Con nuestra gama de cables de freno de mano y de embrague, ofrecemos excelentes estándares de seguridad y protección para que usted pueda dar a sus conductores la confianza completa en la seguridad de sus vehículos.

Al elegir TRW, tendrá la certeza de que todos nuestros productos cumplen e incluso superan las normas internacionales y proporcionan un rendimiento verdaderamente líder en su clase.

Las principales ventajas de un cable de freno de mano y de un cable de embrague de TRW son:

  • Materiales de alta calidad: hilo de múltiples hebras recubierto con MoS2, lo que aumenta la resistencia y la elasticidad del cable
  • Empresa fabricante de equipo original (EO)Reguladores automáticos para lograr piezas que no requieren mantenimiento
  • Varios diseños de cables para cubrir diferentes tipos de vehículos

 

Gran cobertura en cables de freno de mano


Los cables de freno de mano y de embrague de TRW Aftermarket están hechos a medida para cada coche, lo que significa que se puede ofrecer a cada conductor un nivel personalizado de servicio que se adapte a sus necesidades específicas de conducción.

Nuestra gama de productos de cables de freno de mano aumenta continuamente, y nos hemos fijado el objetivo de llegar a ser el número uno en cobertura del parque automovilístico. Con más de 900 referencias que cubren el 74 % del parque automovilístico europeo, somos uno de los líderes del mercado en lo que respecta a los cables de freno de mano.

 

Materiales de alta calidad para productos excepcionales


Nuestra selección de cables de freno de mano incluye productos hechos con hilo de múltiples hebras, que aumenta la flexibilidad porque los alambres pueden deslizarse unos sobre otros. Además, revestimos los cables con bisulfuro de molibdeno (MoS2), que reduce la fricción y mejora aún más el deslizamiento. El resultado es un producto más duradero, que está protegido de la dura acción corrosiva por el tratamiento de superficie de alta calidad proporcionado por TRW.

 

Tranquilidad para los conductores


Los cables de freno de mano de TRW Aftermarket se crean utilizando múltiples alambres más pequeños que se combinan para formar hilos más gruesos. Se trata de una técnica pionera que da como resultado una mejor resistencia del cable, flexibilidad y el grado perfecto de deslizamiento dentro de la funda. Además, todos los cables de freno de mano están libres de mantenimiento, lo que significa que los conductores nunca más tendrán que volver a pensar en ellos una vez que se hayan instalado.

 

Cables de embrague de TRW resistentes


TRW Aftermarket, con más de 300 referencias, tiene todo cubierto en lo que respecta los cables de embrague. Nuestro objetivo es convertirnos en el número uno en cobertura del parque automovilístico por medio de enérgicos planes de crecimiento que aumentarán aún más nuestra gama ya de por sí extensa. Nuestra disponibilidad líder en el mercado es algo de lo que nos sentimos orgullosos y supone que podemos satisfacer las necesidades de casi todos los vehículos.

La instalación de la mayoría de nuestros cables de embrague puede realizarla una sola persona, lo que hace que el proceso de cambio sea más rápido y eficiente. El desgaste general del embrague conlleva que el cable necesite un ajuste ocasional, pero gracias a los reguladores automáticos, no hay que preocuparse por esto. El mecanismo de ajuste automático funcionará cuando sea necesario, garantizando que nuestros cables de embrague no necesiten mantenimiento.

El hilo en espiral de alta calidad está cubierto con nailon y MoS2, que funciona como autolubricante, mientras que la funda trapezoidal tiene un tubo interior de plástico que aumenta la flexibilidad y mejora la suavidad para una mayor protección frente al roce contra el metal. Toda esta avanzada tecnología hace que un cable de embrague de TRW Aftermarket funcione mejor y durante más tiempo que el de nuestros competidores.

 

Diseños diferentes para un rendimiento de precisión


Nuestra dedicación a proporcionar una amplia gama de tipos de productos dentro del sector del cable de embrague queda demostrada en la variedad de técnicas de las que disponemos para abastecer a diversos vehículos. Ello incluye:

  • Alambres trenzados que forman un hilo
  • Hilos trenzados que forman un cable y dan como resultado una alta flexibilidad y una mayor resistencia,

Los fabricantes de equipos originales siempre dictan qué diseño se utiliza dependiendo de los requisitos y, gracias a la grasa entre todos los hilos y alambres, se asegura una baja fricción.

 

Aceptar el cambio


Cuando los cables se dañan, tienen que cambiarse. De lo contrario, dejan de funcionar y esto puede provocar que el freno de estacionamiento no se libere correctamente, lo que puede causar daños más serios si no se soluciona. Los frenos pueden sobrecalentarse, un chirrido puede indicar desgaste y, en el peor de los casos, el coche no se moverá. Esto sucede cuando la cubierta de poliamida se daña, dejando entrar en el sistema agua y suciedad, que provocan la corrosión. Esto hace que el diámetro exterior se expanda y que el cable no se deslice tan libremente como debiera.

 

Revisar los cables con regularidad


Nuestra propia investigación ha revelado que solo el 2 % del parque automovilístico europeo cambia una vez al año piezas como los cables de freno de mano y de embrague. Creemos que esta cifra podría ser mucho mayor, lo que no solo mejoraría el rendimiento y eficiencia de los coches, sino también la seguridad. El primer paso para que se cambien más cables de freno de mano y de embrague es que los talleres e instaladores revisen con más frecuencia estas piezas. Comprobará que muchos propietarios de vehículos nunca harán revisar estos cables, por lo que podrían estar gastados y necesitar un cambio.

 

Cómo comprobar el freno de mano


Cuando se comprueba el freno de mano, lo primero es asegurarse de que no se produce un arrastramiento significativo durante la prueba de rodaje por carretera. Si se produce dicho arrastramiento, puede deberse a un problema con el cable. Para probar las piezas correctamente, por ejemplo, con un sistema de frenos de tambor, es necesario seguir los pasos siguientes:

 

Retire los tambores

 

  1. Accione la palanca del freno de mano y asegúrese de que el mecanismo funciona correctamente
  2. Libere la palanca del freno de mano. Las zapatas tienen que volver a su posición de descanso
  3. En caso de duda, puede desconectar los cables y comprobarlos individualmente
  4. Asegúrese de realizar siempre estas pruebas antes de montar piezas nuevas en un coche.

 

TRW – La elección lógica


Como especialistas líderes en el mercado en sistemas de freno, la compra de piezas de frenos de TRW Aftermarket es la mejor forma de asegurarse de obtener la más alta calidad. Somos expertos en lo que respecta a cables de freno de mano y de embrague, y ofrecemos productos hechos a medida para satisfacer sus demandas exactas. El montaje es fácil y seguro, lo cual también le descargará de estrés y aportará más tranquilidad a sus conductores.

TRW Aftermarket le ofrece una seguridad imbatible gracias a nuestros innovadores y avanzados sistemas de frenos de tambor e hidráulica. Durante más de 100 años, TRW ha liderado el campo de los sistemas de seguridad y protección para coches, ayudando a miles de conductores a mantenerse seguros en la carretera cada segundo de cada día.

Encontrará más información sobre la gama de cables de freno de mano y de embrague que suministramos navegando por el catálogo on line.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
En esta sección..