CATÁLOGO DE PIEZAS

 

TRW Aftermarket: la dirección asistida a exámen

TRW Aftermarket

A los fabricantes de vehículos de todo el mundo se les está pidiendo que reduzcan el peso, el coste y las emisiones de hidrocarburos de sus vehículos. Eso a su vez genera más presión sobre los fabricantes de piezas y sistemas para que inventen nuevas tecnologías de ahorro de combustible o mejoren las existentes.

Uno de los líderes de este campo es el Grupo ZF, al que pertenece la marca TRW. Esta empresa invierte aproximadamente el 5 % de sus ventas en investigación y desarrollo (recientemente 1.400 millones de euros). Eso garantiza a sus clientes que van a obtener la tecnología más puntera y contribuye en gran medida a que las carreteras de todo el mundo sean más seguras.

Una forma sencilla de preservar el consumo de combustible en este campo es desconectar el apoyo convencional a la dirección desde el motor cuando no hace falta. Con un sistema de servodirección hidráulica convencional, la bomba de la dirección asistida es accionada por el motor a través de una correa trapezoidal o acanalada. Este método implica que la bomba está continuamente en uso aunque el conductor no esté moviendo la dirección y, por lo tanto, se está consumiendo innecesariamente energía y combustible.

Sistemas hidráulicos con accionamiento eléctrico (EPHS)

Un avance fundamental en el campo de la dirección fue la revolucionaria sustitución de la bomba de la dirección asistida impulsada por una correa, por una bomba eléctrica. Conocidos con el nombre genérico de sistemas de dirección hidráulicos con accionamiento eléctrico (EPHS por sus siglas en inglés), solo consumen el 25 % de la energía que consume un sistema convencional.

El EPHS es una solución de ZF TRW con asistencia eléctrica que combina las ventajas de una dirección controlada electrónicamente a voluntad con la solidez de un accionamiento hidráulico. El EPHS de ZF TRW es una unidad compacta  de bomba motorizada (MPU por sus siglas en inglés) conectada a una cremallera de dirección convencional.

Como en otras direcciones eléctricas, el EPHS es independiente del motor de combustión. El desarrollo de la aplicación del sistema requiere costes comparativamente bajos, por lo que es una solución ideal para plataformas de vehículos eléctricos híbridos.

Comparados con la dirección asistida hidráulica tradicional, los sistemas EPHS ofrecen un ahorro de combustible de hasta 0,3 l. /100 km y una reducción de las emisiones de dióxido de carbono de aproximadamente 7 g/km.

ZF TRW ofrece diferentes niveles de prestaciones y potencia de EPHS que cubren aplicaciones del segmento A/B (GenB) hasta con una fuerza máxima de la cremallera de 18 kN (GenC), lo cual extiende las ventajas de la dirección eléctrica a vehículos de mayor tamaño, incluidos los vehículos SUV y comerciales ligeros. En lo que se refiere a las posibilidades de ajuste del software, el EPHS aporta una serie de ventajas a la sensación de la dirección, como por ejemplo una funcionalidad proporcional a la velocidad y la posibilidad de adaptar las propiedades generales de la dirección.

Dirección asistida eléctrica (EPS)

El siguiente paso de la evolución de la dirección son los sistemas completamente eléctricos. Comúnmente conocidos como sistemas de dirección asistida eléctrica (EPS por sus siglas en inglés), ofrecen incluso un mayor potencial de ahorro de combustible. Además desempeñan un papel crucial en la protección del medio ambiente gracias a la ausencia de cualquier fluido hidráulico.

Uno de los productos de la gama EPS es el sistema de servodirección eléctrica con accionamiento por columna de dirección (EPS de accionamiento por columna).

Originalmente diseñado para el segmento de los coches de pequeño tamaño, el EPS de accionamiento por columna de ZF TRW ha evolucionado hasta convertirse en una familia de soluciones modulares y escalables que son compatibles con cargas de la cremallera de dirección desde 4 kN a 10 kN. Una de las principales ventajas del sistema de accionamiento por columna es su ingeniosa configuración, que se puede modificar en función de una amplia variedad de aplicaciones de los vehículos al mismo tiempo que se siguen reduciendo los costes del ciclo de vida.

Su arquitectura modular y escalable permite una gran libertad en lo que respecta a la configuración y al diseño a medida para una amplia gama de aplicaciones de los vehículos al mismo tiempo que se reducen los costes del ciclo de vida. Su ubicación en el compartimento de los pasajeros permite reducir los requisitos relacionados con la temperatura y el sellado en comparación con sistemas situados debajo del capó. Utilizada en más de 26 millones de turismos en todas las regiones del mundo, la tecnología EPS de accionamiento por columna de ZF TRW proporciona una solución con buena relación entre coste y eficacia y con un consumo eficiente del combustible, al mismo tiempo que es perfectamente capaz de cumplir los requisitos para obtener 5 estrellas NCAP en lo que se refiere a colisiones. Proporciona una dinámica de dirección de primera categoría y una actuación inteligente para el campo en rápido crecimiento de los sistemas de asistencia al conductor (DAS por sus siglas en inglés) y la conducción automatizada.

Sistema de dirección eléctrica con transmisión por correa/de cremallera

Para los vehículos más grandes y del segmento de alta gama, el EPS con transmisión por correa (también conocida como transmisión de cremallera) de ZF TRW es una solución que integra un motor sin escobillas, una correa dentada y un conjunto con un manguito de recirculación de bolas, con polea y cojinete en una unidad. Esta configuración da como resultado una inercia y una fricción menores para aplicaciones de gran potencia, así como una dirección muy directa y una respuesta superior. Al igual que con la tecnología de accionamiento por columna, el sistema EPS de transmisión por correa de ZF TRW ha sido diseñado como arquitectura modular y escalable para ofrecer una mayor libertad de configuración y un diseño a la medida para una amplia gama de aplicaciones de los vehículos. Su grupo de alimentación eléctrica (EPP por sus siglas en inglés), un motor y una unidad de control electrónico (ECU) integrados, pueden seguir un diseño axial o radial. Cada uno de ellos a su vez puede tener una configuración interna o externa en torno a la cremallera de dirección.

La tecnología de la transmisión por correa es especialmente adecuada para el segmento D europeo (tamaño medio estadounidense) y superiores, y los sistemas de transmisión por correa de ZF TRW funcionan directamente con corrientes a partir de 12 V y cargas de bastidor a partir de 18 kN. Este sistema comparte un «núcleo mecatrónico» (diseños de la arquitectura del sistema, seguridad, sensor, motor, ECU y software) con su primo: el accionamiento por columna. Sin resistencia en el motor, los sistemas EPS ofrecen un ahorro de combustible de hasta 0,33 l/100 km, con la correspondiente reducción de las emisiones de dióxido de carbono: aproximadamente 8 g/km.

ZF TRW continúa realizando grandes progresos en este campo. Un nuevo prototipo que combina tecnologías de ZF y TRW podría ayudar a mejorar la seguridad, así como las prestaciones en vehículos parcial y totalmente automatizados.

El vehículo de pruebas utiliza un nuevo sistema EPS de doble piñón en el eje delantero y el control cinemático activo (AKC por sus siglas en inglés) de ZF en el trasero para mejorar el control del vehículo. Eso muestra que la seguridad y la comodidad durante la conducción se pueden mejorar considerablemente cuando se afinan perfectamente sistemas ya establecidos y de eficacia demostrada para que funcionen juntos.

A bajas velocidades el AKC mueve las ruedas traseras en el sentido opuesto al ángulo de dirección de las ruedas delanteras. Eso reduce el radio de giro del vehículo, lo cual ayuda a mejorar la comodidad del conductor.

A velocidades altas, las ruedas traseras y delanteras se mueven en la misma dirección para mejorar la estabilidad del vehículo. Cuando todas las ruedas se mueven en la misma dirección, la rotación del vehículo alrededor del eje vertical se reduce, gracias a lo cual la conducción es más segura.

Incluso durante las maniobras para cambiar de carril en superficies con poco drenaje, el coche mantiene su curso. También se podría sacar provecho a la conexión de los dos sistemas de dirección para funciones de vehículos automatizados. El prototipo demuestra un eficaz concepto de control asistido de la dirección. Eso podría servir para controlar adelantamientos y cambios de carril autónomos con mayor precisión.

A los fabricantes de vehículos de todo el mundo se les está pidiendo que reduzcan el peso, el coste y las emisiones de hidrocarburos de sus vehículos. Eso a su vez genera más presión sobre los fabricantes de piezas y sistemas para que inventen nuevas tecnologías de ahorro de combustible o mejoren las existentes.

Uno de los líderes de este campo es el Grupo ZF, al que pertenece la marca TRW. Esta empresa invierte aproximadamente el 5 % de sus ventas en investigación y desarrollo (recientemente 1.400 millones de euros). Eso garantiza a sus clientes que van a obtener la tecnología más puntera y contribuye en gran medida a que las carreteras de todo el mundo sean más seguras.

Una forma sencilla de preservar el consumo de combustible en este campo es desconectar el apoyo convencional a la dirección desde el motor cuando no hace falta. Con un sistema de servodirección hidráulica convencional, la bomba de la dirección asistida es accionada por el motor a través de una correa trapezoidal o acanalada. Este método implica que la bomba está continuamente en uso aunque el conductor no esté moviendo la dirección y, por lo tanto, se está consumiendo innecesariamente energía y combustible.

Sistemas hidráulicos con accionamiento eléctrico (EPHS)

Un avance fundamental en el campo de la dirección fue la revolucionaria sustitución de la bomba de la dirección asistida impulsada por una correa, por una bomba eléctrica. Conocidos con el nombre genérico de sistemas de dirección hidráulicos con accionamiento eléctrico (EPHS por sus siglas en inglés), solo consumen el 25 % de la energía que consume un sistema convencional.

El EPHS es una solución de ZF TRW con asistencia eléctrica que combina las ventajas de una dirección controlada electrónicamente a voluntad con la solidez de un accionamiento hidráulico. El EPHS de ZF TRW es una unidad compacta  de bomba motorizada (MPU por sus siglas en inglés) conectada a una cremallera de dirección convencional.

Como en otras direcciones eléctricas, el EPHS es independiente del motor de combustión. El desarrollo de la aplicación del sistema requiere costes comparativamente bajos, por lo que es una solución ideal para plataformas de vehículos eléctricos híbridos.

Comparados con la dirección asistida hidráulica tradicional, los sistemas EPHS ofrecen un ahorro de combustible de hasta 0,3 l. /100 km y una reducción de las emisiones de dióxido de carbono de aproximadamente 7 g/km.

ZF TRW ofrece diferentes niveles de prestaciones y potencia de EPHS que cubren aplicaciones del segmento A/B (GenB) hasta con una fuerza máxima de la cremallera de 18 kN (GenC), lo cual extiende las ventajas de la dirección eléctrica a vehículos de mayor tamaño, incluidos los vehículos SUV y comerciales ligeros. En lo que se refiere a las posibilidades de ajuste del software, el EPHS aporta una serie de ventajas a la sensación de la dirección, como por ejemplo una funcionalidad proporcional a la velocidad y la posibilidad de adaptar las propiedades generales de la dirección.

Dirección asistida eléctrica (EPS)

El siguiente paso de la evolución de la dirección son los sistemas completamente eléctricos. Comúnmente conocidos como sistemas de dirección asistida eléctrica (EPS por sus siglas en inglés), ofrecen incluso un mayor potencial de ahorro de combustible. Además desempeñan un papel crucial en la protección del medio ambiente gracias a la ausencia de cualquier fluido hidráulico.

Uno de los productos de la gama EPS es el sistema de servodirección eléctrica con accionamiento por columna de dirección (EPS de accionamiento por columna).

Originalmente diseñado para el segmento de los coches de pequeño tamaño, el EPS de accionamiento por columna de ZF TRW ha evolucionado hasta convertirse en una familia de soluciones modulares y escalables que son compatibles con cargas de la cremallera de dirección desde 4 kN a 10 kN. Una de las principales ventajas del sistema de accionamiento por columna es su ingeniosa configuración, que se puede modificar en función de una amplia variedad de aplicaciones de los vehículos al mismo tiempo que se siguen reduciendo los costes del ciclo de vida.

Su arquitectura modular y escalable permite una gran libertad en lo que respecta a la configuración y al diseño a medida para una amplia gama de aplicaciones de los vehículos al mismo tiempo que se reducen los costes del ciclo de vida. Su ubicación en el compartimento de los pasajeros permite reducir los requisitos relacionados con la temperatura y el sellado en comparación con sistemas situados debajo del capó. Utilizada en más de 26 millones de turismos en todas las regiones del mundo, la tecnología EPS de accionamiento por columna de ZF TRW proporciona una solución con buena relación entre coste y eficacia y con un consumo eficiente del combustible, al mismo tiempo que es perfectamente capaz de cumplir los requisitos para obtener 5 estrellas NCAP en lo que se refiere a colisiones. Proporciona una dinámica de dirección de primera categoría y una actuación inteligente para el campo en rápido crecimiento de los sistemas de asistencia al conductor (DAS por sus siglas en inglés) y la conducción automatizada.

Sistema de dirección eléctrica con transmisión por correa/de cremallera

Para los vehículos más grandes y del segmento de alta gama, el EPS con transmisión por correa (también conocida como transmisión de cremallera) de ZF TRW es una solución que integra un motor sin escobillas, una correa dentada y un conjunto con un manguito de recirculación de bolas, con polea y cojinete en una unidad. Esta configuración da como resultado una inercia y una fricción menores para aplicaciones de gran potencia, así como una dirección muy directa y una respuesta superior. Al igual que con la tecnología de accionamiento por columna, el sistema EPS de transmisión por correa de ZF TRW ha sido diseñado como arquitectura modular y escalable para ofrecer una mayor libertad de configuración y un diseño a la medida para una amplia gama de aplicaciones de los vehículos. Su grupo de alimentación eléctrica (EPP por sus siglas en inglés), un motor y una unidad de control electrónico (ECU) integrados, pueden seguir un diseño axial o radial. Cada uno de ellos a su vez puede tener una configuración interna o externa en torno a la cremallera de dirección.

La tecnología de la transmisión por correa es especialmente adecuada para el segmento D europeo (tamaño medio estadounidense) y superiores, y los sistemas de transmisión por correa de ZF TRW funcionan directamente con corrientes a partir de 12 V y cargas de bastidor a partir de 18 kN. Este sistema comparte un «núcleo mecatrónico» (diseños de la arquitectura del sistema, seguridad, sensor, motor, ECU y software) con su primo: el accionamiento por columna. Sin resistencia en el motor, los sistemas EPS ofrecen un ahorro de combustible de hasta 0,33 l/100 km, con la correspondiente reducción de las emisiones de dióxido de carbono: aproximadamente 8 g/km.

ZF TRW continúa realizando grandes progresos en este campo. Un nuevo prototipo que combina tecnologías de ZF y TRW podría ayudar a mejorar la seguridad, así como las prestaciones en vehículos parcial y totalmente automatizados.

El vehículo de pruebas utiliza un nuevo sistema EPS de doble piñón en el eje delantero y el control cinemático activo (AKC por sus siglas en inglés) de ZF en el trasero para mejorar el control del vehículo. Eso muestra que la seguridad y la comodidad durante la conducción se pueden mejorar considerablemente cuando se afinan perfectamente sistemas ya establecidos y de eficacia demostrada para que funcionen juntos.

A bajas velocidades el AKC mueve las ruedas traseras en el sentido opuesto al ángulo de dirección de las ruedas delanteras. Eso reduce el radio de giro del vehículo, lo cual ayuda a mejorar la comodidad del conductor.

A velocidades altas, las ruedas traseras y delanteras se mueven en la misma dirección para mejorar la estabilidad del vehículo. Cuando todas las ruedas se mueven en la misma dirección, la rotación del vehículo alrededor del eje vertical se reduce, gracias a lo cual la conducción es más segura.

Incluso durante las maniobras para cambiar de carril en superficies con poco drenaje, el coche mantiene su curso. También se podría sacar provecho a la conexión de los dos sistemas de dirección para funciones de vehículos automatizados. El prototipo demuestra un eficaz concepto de control asistido de la dirección. Eso podría servir para controlar adelantamientos y cambios de carril autónomos con mayor precisión.

últimas noticias